viernes, 18 de enero de 2008

Historia de la patata

La patata empezó a cultivarse hace unos 7.000 años a la vera de río Titicaca. Los incas las tomaban ya 750 años antes de Cristo. Cultivaban pequeñas patatas, tras recolectarlas las aplastaban para eliminar el agua y las dejaban helar durante varias noches al aire libre (este proceso aún sigue realizándose en algunas zonas de Perú).
Las variedades actuales descienden de la solarum tuberosum que se importó en Europa procedente de su lugar de origen y donde no se impuso como alimento básico de consumo hasta el siglo XVIII. Al principio se dedicaron a la alimentación del ganado. Luego se cultivaron ampliamente para difundir el uso decorativo de su flor. Fueron acogidas desigualmente: En Escocia e Irlanda se las miraba con recelo porque no aparecían citadas en la Biblia, en Borgoña decían que provocaban la lepra, en Suiza defendían que provocaban la tuberculosis.
1541.- Pedro Cieza de León escribe en su "Crónica del Perú": "De los mantenimientos naturales fuera del maíz, hay otros dos que se tienen por principal bastimento entre los indios; - al uno llaman papas, que a su manera de turmas de tierra el cual después de cocido queda tan tierno por dentro o como castaña cocida; no tiene cáscara ni cuesco más que lo que tiene la turma de tierra; porque también nace debajo de tierra, como ella; produce esta fruta una hierba ni más ni menos que la amapola".
1542.- Llegan a España vía Sevilla “acompañadas con otras plantas y sorpresas del Nuevo Mundo” (el tabaco, la guindilla y el maíz).
1558.- Sir Francis Drake introduce las patatas en Virginia trayéndolas de Colombia. Este hecho crea una confusión sobre el origen de la patata que no se aclara hasta 1930.
1560.- La patata es llevada por los ejércitos españoles a Italia, con el fin de utilizarla como alimento para los animales de intendencia.
1565.- En el Hospital de las Cinco Llagas, en Sevilla, se daban patatas como alimento a los enfermos y a las tropas acantonadas en la ciudad. No tuvo mucha aceptación pues la consideraban “insulsa, flatulenta, indigesta, debilitante y malsana, sólo adecuada al engorde de cerdos”.
1565.- Felipe II envía como presente al Papa algunas plantas de patatas.
1574.- Francisco Blanco, arzobispo de Compostela, hizo plantar patatas a los monjes del monasterio de Herbón, muy cerca de Padrón.
1577.- La madre Teresa de Jesús, en carta dirigida a la madre María de San José, priora del convento del Carmen de Sevilla, escribe: “Jesús sea con vuestra reverencia siempre, mi hija. La suya recibí, y con ella las patatas y el pipote y siete limones. Todo vino muy bueno, mas cuesta tanto traer, que no hay ara que me envíe vuestra reverencia mas cosa ninguna que es conciencia”.
1584.- Walter Raleigh, explorador, trata de aclimatar las patatas en Irlanda. Es célebre la siguiente anécdota: Cuando Raleigh entrega plantas de patatas a los cocineros del palacio de Isabel I éstos preparan una ensalada con sus hojas, desconociendo que no se comen; Raleigh intentó corregir el error sin mayor fortuna.
1586.- Diego Dávila Briceño, corregidor de Huarochirí, cerca de Lima, recomendaba su consumo: “Y en lo alto de las haldas de estos ríos se siembran y recogen las semillas de las papas, que requieren tierras frías, que es uno de los mayores bastimentos que los indios tienen en esta dicha provincia, que son turmas de tierra, y si en España las cultivasen a la manera de acá, sería gran remedio para los años de hambre”.
1588.- Charles de L´Ecluse (Clusio), director del jardín botánico de Viena, recibió de Philippe de Sivry, señor de Waldheim y Gobernador de Mons (Bélgica) dos tubérculos y una acuarela de una planta de patata. Esta acuarela se encuentra expuesta en el Museo Plantin de Anvers y se considera el primer retrato oficial de la patata. Charles de L´Ecluse bautizó la planta con el nombre de “Arcechnida Thophrasti” y también con el de “Papas Peruviarum”.
1594.- En Italia se llama a las patatas “tartufoli”, quizás por su parecido con las trufas. En Cataluña reciben el nombre de “trumfes” o “trumfos”, nombre que perdura en algunas zonas hasta nuestros días.
1596.- Gaspar Bauhin le dio el nombre de Solanum tuberosum.
1599.- En la novela “Guzmán de Alfarache” de Mateo Alemán, uno de los personajes glosa los alimentos españoles: Allí estaba la pera bergamota de Aranjuez, la ciruela ginovista, melón de Granada, cidra sevillana, naranja y toronja de Plasencia, limón de Murcia, pepino de Valencia, tallos de las islas, berenjenas de Toledo, orejones de Aragón y la patata de Málaga”.
1618-1648.- Guerra de los Treinta Años. Esta guerra asoló gran parte de Europa. La hambruna fue prácticamente general. Las personas se decidieron a utilizar la patata como alimento.
1619.- Se prohibe la patata en Borgonña por considerar que produce la lepra, la escrófula y la disentería. Se la conoce con el nombre de planta del Diablo.
1622.- Fray Antonio Vázquez de Espinosa, carmelita de la cartuja de Jerez, y cronista tras su viaje de catorce años por tierras americanas, que concluyó en el año 1622, cuenta en su libro “Compendio y descripción de las Indias Occidentales” lo siguiente, refiriéndose a la ciudad de Santa Fe y las cosechas: “... cantidad de trigo, maíz, garbanzos, habas y otras semillas de España y de la tierra, muy buenas legumbres y hortalizas. Hay papas que son mejores que criadillas de tierras, muchas diferencias de patatas, ingenios de azúcar...”, para seguir más adelante al referirse a Quito: “... y la tierra muy abastecida de trigo, maíz, papas, que son a modo de criadillas de tierra...” y continúa en su visita al valle de Guaylas: “Cuatro leguas al sur de Caucas está el pueblo de Requay, muy frío y destemplado, donde no se coge fruta, maíz ni trigo, sino sólo papas y quina” y de Cuzco lo siguiente: “... no se dan en esta provincia frutos, salvo papas, por ser de continuo muy fría”, para continuar narrando: “El sustento principal de los indios son papas, que son como turmas de tierra, de las cuales hacen los indios chuño, que es poniéndolas al hielo para que en él se hielen y sequen, de que hacen un género de mazamorra que se estima mucho en aquel reino y es comida preciada”.
1623.- El herborista inglés William Salmon decía que las papas eran maravillosas para confortar, alimentar y reforzar el cuerpo, añadiendo "e incitar a Venus". Él indicaba que las papas eran diuréticas, digestivas y espermatogénicas "alimenta a todo el cuerpo, cura la tuberculosis y provoca concupiscencia". ¡Que más se puede pedir!
1628.- Francisco de Quevedo en el Poema heroico de las necedades y locuras de Orlando escribe: “Portugueses hirviendo de guitarras, arrastrando capuces, vienen listos compitiendo la solfa y las guitarras y con todas las botas muy bien quistos. Vinieron muy apreciados de sus garras, Los castellanos con sus votoacristos, Los andaluces, de valientes, feos, cargados de patatas y ceceos”.
1629.- Quiñones de Benavente en su “Entremés y baile del invierno y verano” dice: “Tendré invierno en Sevilla, y veranito en Granada, en Motril, la caña dulce y en Málaga, la patata”.
1632.- Lope de Vega es el primero que nos da una idea de cómo se preparaba la patata de Málaga en la época. En su comedia "El hijo de los leones", Lope de Vega, además de ofrecernos la más opípara descripción de la olla podrida, escribe: “Flora, más bella que natas y que guindas y pernil, que truchas con perejil y en vino asadas patatas”. Insiste en cómo se comen las patatas en su comedia "La esclava de su galán": “Que tú la verás más tierno que una cocida patata”. Parece sobreentenderse que la patata de Málaga era un plato popular ya que los “entremeses”, novelas picarescas y comedias iban dirigidas al pueblo y no a los gourmets de la época.
1633.- Pedro Soto de Rojas, escribe “Porque el gusto recrea traeré la caña de azúcar madre, al palmito, de muchos higos padre, y la patata fea, que ha de menester comerla quien la crea”.
1654.- John Forster publica la obra “La felicidad de Inglaterra aumentada por un sembradío de papa”, en el cual puede leerse: “Estas raíces aunque vinieron al principio de las Indias, prosperan y crecen muy bien en Irlanda donde existen grandes campos de ellas; desde allí han sido llevadas a Gales y hacia las regiones del norte de Inglaterra, donde prosperan igualmente y alcanzan grandes dimensiones. Son de cualidad templada, muy agradables y amistosas con respecto a la naturaleza del hombre, así como alimento bueno y fuerte”. Aún en el siglo XVIII el gobierno inglés sostenía la absurda hipótesis de que la patata podía “ser vista como la principal causa de la flojera de los irlandeses, que impide el desarrollo de los recursos de su país”.
1660.- En la pragmática de tasas de 1660 editada en Sevilla se indica: “La patata, a seis reales y medio”.
1710.- Según el “English Herbal” las patatas incrementan el semen, cocinadas al rescoldo y tomadas con mucha mantequilla.
1730.- Los monasterios feudales de Galicia central obligan a sus colonos a plantarla y consumirla para quitar la hambruna de 1730/1735, ya que en esta época los castaños tuvieron la epidemia de un hongo, no había producción de castañas y estas eran básicas en la alimentación, son años de peste y hambre, en la época había quien atribuía a la patata, también llamada raíz del diablo como la causante de la peste y otros males.
1730.- La primera relación de variedades que se conoce se debe al irlandés Rye. Fue publicada en el año 1730 y describía cinco variedades: blanca de riñón, blanca redonda, amarilla, roja redonda y negra.
1741-1748.- Guerra de los Siete Años. En esta guerra está enrolado, por la parte francesa, Antoine Agustín Parmentier. Hecho prisionero por los alemanes observa cómo éstos utilizan la patata como alimento básico. Ya en Francia se dedica al estudio de este tubérculo.
1772.- Carlos Azcoytia nos cuenta que la patata se siembra en la provincia de Álava, promovida por la Real Sociedad Vascongada de amigos del país, al traer esta sociedad el tubérculo desde Irlanda, en un principio se empezó a usar como planta ornamental. Un estudioso de este tubérculo en Álava fue Prudencio María Verástegui. En 1776 en Álava se publicaron instrucciones para su cultivo, divulgando las cualidades y los beneficios que podían reportar a los labradores y a toda la población. No se debió tener muy en cuenta las cualidades y beneficios de la patata, ya que en el año 1817, en las Juntas Generales, se obliga a cada agricultor alavés a sembrar patatas, en al menos tres celemines de tierra.
1775.- William Borolo, un naturalista que vivió y murió en España, escribió en su "Historia natural de España" (1775): “la patata alimento natural, acompañadas de carne se comen diariamente”.
1777.- Engel, en un artículo aparecido en uno de los suplementos de la Enciclopedia Francesa, afirma: “La patata es la base de la alimentación de más de la mitad de la población de Alemania, de Suiza, de la Gran Bretaña, de Irlanda, de Grecia y de otros muchos países
1778.- Parmentier presenta el “Examen chimique de la pomme de terre” en la Academia de Ciencias de Besançon. El rey Luis XVI le concede un terreno para cultivar la planta. Parmentier trabajó en dos frentes: a) Perfeccionando los métodos de siembra y multiplicando las variedades hasta obtener las que se conocen en la actualidad, y b) Popularizando y difundiendo su consumo.
1778-1779.- Guerra de la Patata (Kartoffelkrieg). Frederic El Grande de Prusia y el ejército austríaco luchan por apoderarse de la cosecha.
1781.- Los irlandeses consumían más de 3 kilos diarios. Un popular refrán de este pueblo decía: "Mientras comas la primera, pela la segunda, no sueltes la tercera y no pierdas de vista la cuarta". La definición del "estofado irlandés" de aquellos tiempos era una pequeña papa acompañada de una grande.
1781.- Los Belgas inventaron las patatas fritas por necesidad, sobre el año 1681, para sustituir a la pesca, que normalmente consumían frita, cuando el río donde normalmente pescaban se congelaba. Aunque no tienen patente hay un manuscrito de un tal Joseph Gérard con fecha de 1781, que se puede decir que sirve como tal. En él se dice (más o menos): "Los habitantes de Namur, Huy, Andenne und Dinant, tienen la costumbre de pescar en el Maas, esa pesca la fríen y así la gente pobre puede aumentar la ración diaria de comida. Si las aguas se congelan excesivamente y para la pesca tienen dificultad, los habitantes cortan patatas a lo largo como los pescados y las fríen. Este procedimiento tiene más de cien años".
1785.- En una gran recepción, ocurrida en Versalles el 25 de agosto de 1785, un hombre se abre paso trabajosamente entre cortesanos y parásitos que aplaudían al rey Luis XVI con motivo de su cumpleaños, apretando contra su pecho un ramito de flores de papa. Costosamente llega hasta el rey, ya que tuvo que ser protegido por algunos cortesanos amigos, le tiende las flores y dice “Señor, quiero ofreceros un ramo digno de su majestad: la flor de una planta que puede solucionar la alimentación de los franceses”. El rey que ya ha leído sus estudios sobre la patata, toma el ramo, lo contempla un momento y dice “Monsieur Parmentier, hombre como vos no pueden recompensarse con dinero. Pero hay una moneda quizá digna de ellos. Dadme la mano y acompañadme a besar a la reina.”
Estas palabras son rigurosamente históricas, nos dice Carlos Azcoytia, director de la revista Ciberjob de España. La reina se pone el ramito en el generoso escote y Parmentier emocionado, dice “Señor, a partir de ahora el hambre es imposible” Así empieza la segunda historia, la rigurosamente culinaria y popular, de la patata. La patata es, científicamente, una dicotiledónea de la familia de las solanáceas. En Europa la única solanácea conocida antes del descubrimiento de América era la berenjena que llegó de Asia.
Cuentan que Luis XVI, para incentivar a los agricultores franceses, planto cerca de París un campo con papas y desde su siembra lo tuvo estrechamente vigilado por soldados y nadie podía acercarse a este campo, era aparentemente un secreto de estado. Todos los agricultores de la zona estuvieron muy atentos a lo que pasaba en ese terreno y se preguntaban "¿qué habrá de tanto valor para tener gente armada a su cuidado?". Cuando las patatas estaban a punto de ser recogidas, una noche desapareció la vigilancia repentinamente y para la mañana siguiente el campo fue saqueado y no quedó un solo tubérculo. Dicen que a raíz de este suceso se empezaron a plantar masivamente las patatas en Francia.
1787.- En España Manuel Barba i Roca, jurisconsulto catalán, presenta la obra “Observaciones generales sobre el estado actual de la agricultura en Cataluña y forma de mejorarla”, en la que estimula para que se cultiven más patatas.
1788.- La iglesia escocesa prohibe el consumo de patatas.
1788.- El rey Luis XVI autoriza el cultivo de la patata a modo de ensayo en una finca de 36 hectáreas, haciendo caso de lo propuesto por Parmentier. Los resultados son muy positivos y, a partir de este momento, el cultivo de este tubérculo se extendió y adquirió gran importancia en la economía agraria, considerándose artículo de primera necesidad y uno de los principales cultivos.
1789-1799.- ¡Vive la pomme de terre! (Grito reivindicativo usado en al Revolución Francesa). En 1793 se plantan patatas en los Jardines de los Tulleries de París por orden de la Comuna. “Siempre he pensado que el arte de la subsistencia debería ser la máxima ocupación del hombre”, frase de Antoine Augustin Parmentier, autor de La cuisinière républicaine, tratado culinario que incorpora por vez primera recetas con la patata de ingrediente principal.
1817.- Se publica una Real Orden por la que el Gobierno español recomienda a las autoridades locales y a los párrocos que aconsejen a la propagación y el cultivo de la patata como uno de los más beneficiosos productos de la tierra, y que al mismo tiempo hagan desaparecer, con sus consejos, las infundadas prevenciones que contra él existen.
1837.- El famoso Colinet fue el encargado de realizar la comida para la inauguración de la línea del tren París-Sant Germain. Presentó unas patatas que había frito primero a temperatura media y posteriormente frió a altas temperaturas. Justificó la doble fritura a la necesidad de ahorrar tiempo y tenerlas precocinadas. Así surgieron las patatas soufflées.
1846-1848.- The Potato Famine. Una plaga provoca en Irlanda una hambruna devastadora. Más de dos millones de personas emigran a EE.UU. Los irlandeses comían las patatas sin pelar y a medio cocer con un poco de sal, porque creían que así alimentaban más. Se multiplicó su población hasta superar una densidad por metro cuadrado superior a la de la China actual. En 1845 la plaga del hongo Phytophthora infestans acabó con las plantas y, ayudado por una severa sequía que se extendió por toda Europa, dio paso a la peste. La fatal hambruna que soportaron los irlandeses durante seis años causó un millón de muertos y otros tantos debieron emigrar a EEUU.
1853.- George Crum, cocinero indo-americano, trabaja en el hotel Saratoga Springs, Nueva York. Cornelius Vanderbilt, cliente exigente, solicita que le sean retiradas varias veces las patatas por no estar a su gusto. George Crum presenta las patatas cortadas en hojas muy finas y fritas en aceite muy caliente, dejando maravillado al cliente. Nacen las patatas chips.
1860.- Bajo la dirección del científico Vilmorín se catalogan 177 variedades de patatas.
1867.- Nace el plato llamado tortas Anna, a mano de Adolphe Dugléré, chef del Café Anglais de París, como homenaje a Anna Deslions.
1885.- La opinión general en Europa sobre la patata era que la misma tenía propiedades afrodisiacas y curaba la impotencia. Los ingleses ponían de ejemplo a los campesinos irlandeses. Según aquellos éstos comían muchas patatas y tenían muchos hijos.
1890.- El Diccionario del Hogar, editado por Ireneo Paz, en Méjico, da cuenta de setenta y cuatro guisos diferentes cuyo ingrediente principal es la patata. Entre otros se encuentran las patatas caseras, en natillas, fritas en mantequilla, a la francesa, con jamón, con hongos, en tortitas, a vapor, a la polaca, a lo cubano y en puré.
1913.- Comienzan a fabricarse las patatas fritas en Londres, a cargo del industrial Carter. Las patatas “crisps” son uno de los snacks preferidos en el país, especialmente entre la gente joven. Se venden alrededor de 8.500 millones de paquetes al año.
1920.- Franck Smith y su esposa organizan la producción de patatas fritas en un garaje del norte de Londres. Pelaban, cortaban y freían las patatas y luego las introducían en bolsas abiertas impermeables a la grasa. Viajaban por el vecindario a caballo, tratando de vender su producto. Obtuvieron tanto éxito que tuvieron que trasladarse a un local más grande y contratar a doce empleados.
1937.- En el libro “De cocina Peruana”, de Adán Felipe Mejía, puede leerse: "Existen papas arenosas enormes de color delicado y noble forma. Otras ovales y perfectas, como cantos rodados, sin hoyuelos, más resistentes y adensadas. Las hay redondas, lisas, acanaladas, tiernas. Hay de cáscara negra, y muy blancas por dentro. ¡Variedad infinita, gustos múltiples...! Y la papa amarilla -ese poema- delicada finita, con pequeños hoyuelos al costado como rostro de niña encantadora, esa papa amarilla como yema de huevo...".
1939.- El gobierno alemán acusa a los británicos de enviar una plaga a sus campos de patatas para subvertir el orden en el Tercer Reich.
1950.- los soviéticos acusan a los norteamericanos de enviar una plaga a sus campos de patatas en Alemania del Este.
1951.- El primer fabricante de patatas fritas en Alemania se llama Heinz Flessner. Crea, con ayuda de su esposa, la empresa “Stateside Potato Chip Company”. Sus clientes son, principalmente, soldados americanos estacionados en Alemania.
1952.- El juguete más vendido de la historia, Mr Potato, es el primero en ser anunciado en televisión: “Corría el mes de mayo de 1952 cuando mis amigos de Hasbro decidieron lanzarme al mercado. Al principio, sólo vendían las piezas de plástico: piernas, brazos, nariz, boca, bigote, sombrero y pipa de fumar que se colocaban sobre una verdadera patata de piel y pulpa. Todas las hortalizas se reían de mí pero los niños se dieron cuenta que también podían poner esos artículos a un tomate o a un pimiento. Divertido al principio, pero yo prefería ser el único porque así me hacia exclusivo, así nació mi cuerpo completo.”
1957.- La empresa canadiense McCain fue de las primeras en percatarse del negocio que suponía la industrialización automatizada de las patatas, bien para servirlas semicongeladas a restaurantes o para venderlas liofilizadas. Hoy se ha convertido en la número uno mundial. A corta distancia la siguen otras multinacionales, como la estadounidense Lamb Weston o las holandesas Farm-Frites y Aviko.
1961.- Se ha desarrollado el mercado de papas fritas, existen varias fábricas en Europa. Entonces se decide invitar a los colegas productores americanos a una reunión en Frankfurt. Esta convención resultó histórica; a ella asisten Flessner, Harvey Noss (EEUU), David Sword (GB) y John Zweifel de Suiza. También fue la primera de una serie de reuniones bienales de lo que finalmente sería la base de la European Snack Association.
1990.- Es presentada en sociedad, por la empresa Pringle, la patata chip de mayor tamaño: medía 58x37 centímetros.
1995.- A bordo de la nave espacial Columbia las patatas crecen en microgravedad. Se trata del primer cultivo posible en el espacio.
1996.- Xavier Domingo escribe: “Ha habido por parte de los peruanos alguna desidia en la tarea de dar a conocer su maravilloso recetario a la humanidad, cuando de sus montañas llegó a Europa el tubérculo sin el cual no existiría ninguna de las actuales cocinas europeas: la papa, la patata, la pomme de terre, la kartoffel, la potato. Así, me atrevo a escribir que, gracias a la papa, la peruana es una cocina matriz. Madre de la mayoría de las cocinas del mundo occidental y muy en especial del mundo culinario europeo y mediterráneo.”
1999.- En Perú existe una clasificación de más de doce mil muestras de patatas nativas cultivadas, agrupándolas en once especies reconocidas hoy por la ciencia. Después de identificar los duplicados se reducen a 3600 morfotipos diferentes.
2000.- En Perú se consolidan algunas variedades desarrolladas por el Ingeniero Carlos Ochoa tales como la Renacimiento, Mantaro, Antarqui, Tomasa Condemayta, Yungay y otras, que logran un impacto substancial en el incremento de la producción de patata en el país, alcanzando rendimientos de treinta a cuarenta toneladas por hectárea en contraste con las diez a doce toneladas de las variedades nativas tradicionalmente cultivadas en el Perú.
2000.- En Cella (Teruel, España) 230 vecinos y vecinas cocinan 2040 kilos de patatas bravas, obteniendo un Record Guinness, siendo publicada esta acción en el Libro Guinness de los Records 2007.
2002.- En la sede central del CIP, en La Molina, Lima, Perú, se encuentra el Banco Mundial de Germoplasma de Papa. Es, hoy en día, la fuente genética más valiosa para la consulta por parte de la comunidad científica internacional. El ingeniero Carlos Ochoa Nieves es el encargado de clasificar taxonómicamente los millares de muestras colectadas.
2003.- Se encuentran en pleno desarrollo una gran cantidad de experimentos científicos y análisis comparativos de diversos temas como el tizón tardío, la conservación en germoplasma, la biotecnología de la patata, las semillas sexuales de la misma, las propiedades d elas diversas patatas, el manejo integrado de plagas y otros muchos temas interesantes.
2004.- En el Centro Internacional de la Papa (CIP) profesionales a nivel mundial analizan los múltiples aspectos botánicos y genéticos de la patata y, desde allí, se encargan de transmitir sus conclusiones al mundo entero.
2008.- El 18 de octubre de 2007 se inauguró el Año Internacional de la Patata 2008 en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York.

1 comentario:

Faridy Bujaidar Ávila dijo...

Éste articulo es buenísimo. Lo leímos al momento del desayuno y fomentó una muy grata convivencia. Gracias por compartir, un saludo desde México.